SinDerecho

Todo comienzo, tiene su final... Incluso a veces, se llegan a transformar en segmentos de otra historia aún no contada. Quién sabe entonces lo que pueda ocurrir: Llegar a un fin, es comenzar otro de nuevo. Y así...

Siniestro Destino

Es cierto que las lunas anteceden al indulgente. Con los ojos de plata le muerden el talón herido, como árbitro en la contienda a la sombra sutil e impaciente de sus horizontes, cada vez más escasos en el tiempo, describe la oportunidad de salir impune de este siniestro destino.Es cierto, que algún día los tresbolillos de su conciencia, cerrarán sus rutas al apodo flamboyante de aquellos pensamientos azules. Con la bruma del amanecer tocará la esfera: una, otra vez, casi como si del azar se tratara; pero para desaparecer se precisa regresar. A donde yo espero una tarde con sus dos noches: La de cristal y la de Ajenjo.Pero entonces, ¿Ya no cubren las [Leer más...]